A pocos días de cumplir años y tras 18 meses de lucha contra el cáncer, falleció el músico y compositor David Robert Jones, mejor conocido como David Bowie.

Icono de la cultura glam y un virtuoso en la puesta en escena, entre sus múltiples habilidades destacaron sus facetas como actor, productor discográfico  y visionario de la moda por sus controversiales atuendos e imagen.

Autor de elogiados álbumes como “Heroes” (1977), “Lodger” (1979) o “Scary Monsters” (1980), “The Rise and Fall of Ziggy Stardust and The Spider From Mars”, entre otros.

Autor de la inverosímil historia del personaje Ziggy Stardust, un extraterrestre bisexual y andrógino reconvertido a estrella del rock, aunó dos de las obsesiones del cantante: el teatro japonés kabuki y la ciencia ficción.

Adoptó varias personalidades a lo largo de su carrera, como sus “alter ego”  Aladdin Sane o el Duque Blanco. Una reinvención incombustible que le permitió coquetear con facetas diferentes durante su prolífica trayectoria.

La música está de luto…

Anuncios